Película Sin Amor Que Pasa Con El Niño

Muestra como esas 2 personas procuran una salida a ese estado; ella con un hombre rico y mayor, él con una mujer más joven que está embarazada de él. El niño es un obstáculo en su sendero hacía una exclusiva vida, un lastre que procuran endilgar a la otra parte. Hablamos de un drama ética que efectúa un retrato sombrío de la Rusia de hoy posmoderna, habitada por una sociedad con muy poco interés por el resto, excepto por si acaso les son útiles, guiada por el egoísmo, la frustración y la avaricia. Para ello se enfoca en las preocupaciones de un matrimonio sin amor a puntito de separarse y en las devastadoras secuelas que producirá esa decisión en un niño de 12 años. Desde CinemaNet estamos trabajando para fomentar un cine con valores humanos, familiares, cívicos, sociales y educativos.

película sin amor que pasa con el niño

Imágenes maravillosamente rodadas y que no podrían trasmitir mucho más se suceden durante todo el metraje, siendo un buen ejemplo de ello las desoladoras escenas en las que, tras confirmarse la muerte del niño y haber vendido ahora sus padres la vivienda, los obreros desmantelan la que otrora fuera su habitación. El final es abierto respecto a la búsqueda, dejando a juicio del espectador si el cuerpo encontrado es de Alexey o no (un servidor está seguro de que sí), pero cerrado en cuanto a los progenitores, siendo evidente para los espectadores que les espera una vida llena de tristeza y vacío interior. El almacenamiento o acceso técnico es necesario para crear concretes de usuario para mandar propaganda, o para rastrear al usuario en un sitio web o en múltiples websites con fines de marketing afines. La falta de empatía de Zvyagintsev con el régimen ruso de Putin semeja mas que visible y queda reflejado en especial en un diálogo entre Zhenya y la policía.

No More Heroes 3 Ya Está Libre En Formato Físico Para…

Un cuestionable retrato de hombres pasivos e inertes enfrentados a mujeres infantiles, antojadizas, beligerantes y superficiales. El directivo no exhibe ninguna compasión con los personajes, mostrándoselos al espectador en su estado natural, sin disimular ni lo mucho más mínimo ni sus deficiencias ni sus pecados. Observamos a dos personas que nunca se han querido buscando a un hijo que nunca les ha llegado a importar. Nadie se encarga de sus responsabilidades, pero sí recriminan a los otros que no se encarguen de las suyas. Zhenya y Boris son un matrimonio que está en proceso de divorcio cuando su hijo Alyosha desaparece.

película sin amor que pasa con el niño

Nuestra misión es ser un lugar de referencia y de excelencia de información cultural en la Red. Culturamas es una gaceta de información cultural en Internet, sin dependencia y de espíritu colaborativo, donde producimos nuestros propios contenidos con apariencia de opiniones, entrevistas, novedades, concursos, columnas de opinión, etcétera., para cada una de las partes recientes. Guarda mi nombre, correo y web en este navegador para la próxima vez que comente. Estamos ante una película en la que, a excepción del niño, y este solamente aparece en el metraje, no contamos ningún personaje bueno con el que tengamos la posibilidad identificarnos. El almacenaje o ingreso técnico es estrictamente preciso para el propósito legítimo de aceptar la utilización de un servicio específico explícitamente solicitado por el abonado o usuario, o con el único propósito de llevar a cabo la transmisión de una comunicación mediante una red de comunicaciones electrónicas.

Ficha Técnica De Loveless – Sin Amor

El retrato que se realiza del matrimonio al principio de la película no podría ser mucho más descarnado, basado solo en tratar de cubrir las faltas personales, y no en el cariño. Gente frustrada que se refugia en la crueldad, el odio y la avaricia, esta última, en ocasiones, sólo por aparentar, algo que se puede prolongar de manera universal, trasladando la falta de amor que observamos en la película a toda la sociedad del siglo XXI. El tiempo pasa, se produce un salto de tres años y vemos que ambos han seguido adelante. Va a ser tras ser conscientes del hecho cuando comiencen su búsqueda y se den de bruces con una burocracia que no deja de exigir condiciones antes de ponerse a efectuar una búsqueda seria. Nuestra policía deja claro que hay más opciones de conseguir al niño si se ponen en contacto con una asociación facultativa de búsqueda de personas desaparecidas, algo que harán (aumentando desde este instante la intensidad de la película), que si dependen de las instituciones rusas. Si algo logra Sin amor es probar que una historia relativamente usual puede ser impactante si se tiene sensibilidad narrativa y formal.

Zhenya tiene una relación con otro hombre y Boris espera un hijo de otra mujer, llevando los dos una vida paralela. Alyosha, un niño retraído y sensible, se encuentra en medio de una guerra sensible que alcanzó elevadas cuotas de desprecio. En el momento en que el niño no regresa a casa y la policía no puede actuar frente la carencia de pruebas, un grupo de voluntarios comenzará la búsqueda de Alyosha. Sin amor nace desde la total frialdad, no sencillamente del paisaje, sino más bien de la despiadado coherencia con el título de la película que guardan cada uno de los individuos que se muestran en la película y su constructor hacia ellos. La película de Zvyagintsev prosigue los pasos del drama arquetípico de padres en pos de su hijo desaparecido, solo que estos padres no solo no se desean, sino que jamás se han querido y su hijo era para ambos una molestia de la que, tanto en el fondo como en la superficie, querían deshacerse.

Zvyagintsev realiza un trabajo formal que, de la misma en sus anteriores películas, tiene una gran solidez y elegancia, intentando encontrar la adecuación tonal perfecta e imprimiendo a la película de un ritmo prodigioso pese a la lentitud con la que avanza. Logra templar las conmuevas, logrando de esa forma un drama seco y duro, en el que una observación malévola contra sus personajes, en ocasiones, se antoja excesiva. Atiende, por su parte, a ciertos datos para agrandar el contexto, como esa presencia de los móviles inteligentes o la realización de autofotos en cualquier momento tal como ciertas noticias que se muestran en las televisiones de forma puntual para contextualizar cada momento y ampliar la mirada hacia una sociedad pagada de sí, superficial y, en muchos aspectos, infantilizada. De este modo, Zvyagintsev ubica a su pareja en un momento exacto, el presente de Rusia, pero por su parte se alzan como formas o figuras que representan un egoísmo emocional y material mucho más riguroso.

película sin amor que pasa con el niño

Es la propia sociedad la que se tiene que encargar de unas tareas que no le conciernen ante el nulo esfuerzo de las autoridades. Premio del Jurado en el Festival de Cannes, llevándose la Palma de Oro de dicho festival la aquí ya comentada The Square, en esta película nos encontramos con un retrato de la Rusia actual. Domina una sociedad egoísta, que solo tiene a los demás presente si creen que tienen la posibilidad de sacar algún género de beneficio de ellos.

Los dos están faltos de amor, es evidente en su sus semblantes, y como se dice en la película, es imposible vivir en ese estado. Aprovechad las semanas antes de la boda para realizar una escapada a los pueblos más lindos de Extremadura y alejaos del estrés por unos días. Una incisiva mirada sobre la disfunción de la sociedad, sobre el egoísmo y el desamparo. Maryana no quiere a absolutamente nadie pues jamás ha aprendido a llevarlo a cabo, nadie le ha enseñado, con una madre que siente desprecio por ella, como pudimos ver en la escena anteriormente comentada. Acaba diciendo que quiere a su nuevo novio, Anton, pero observamos que todo se fundamenta, verdaderamente, en el interés. Para su propia desgracia, ha terminado siendo tan indiferente con los demás como su propia madre lo fue con ella.

A esto se le suma una madre más preocupada de lo que comparte en comunidades y de la imagen que tienen los demás de ella que de las personas que tiene a su alrededor. El directivo no nos muestra, en ningún instante, y en una decisión muy inteligente, a los tres en una sola habitación. Quizás, y solo quizás, su intención sea que lleguemos algún día a las respuestas. Consecuentemente, la película no profundiza en la investigación policial ni en las verdaderas razones del niño, al que solamente llegamos a saber, para fugarse, sino en la anhedonia de sus progenitores y su profunda infelicidad. El patético dúo paterno se ve secundado por sus propios amantes, sus familiares, policías y amigos. Todos, sin excepción, vistos desde un prisma negativo y también incondescendiente.

El desarrollo de la trama es lentísimo, algo que le sienta espectacular a eso que vemos en pantalla, dejando en todo instante al espectador pegado a ella. Supone una maravillosa y espantosa radiografía de las terribles consecuencias que puede padecer una tercera persona que nada ha debido ver con las malas resoluciones que otra gente ha tomado anteriormente. El director exhibe una visión muy cruda y fatalista que, por desgracia, es real, siendo lo que vemos en la película algo que todavía sigue pasando a día de hoy. Un emprendimiento muy recomendable que, pese a ser The Square favorita a llevarse la estatuilla este 4 de marzo, presenta su candidatura de forma muy seria, mereciendo, si bien no se lleve el premio, ser vista y recibir el reconocimiento del público. El Estado no posee ninguna intención de buscar al niño, algo que ya dicen claramente, al manifestar el policía que no tienen los recursos para hacer la búsqueda de alguien que se ha escapado y volverá a los pocos días o que probablemente esté en casa de algún amigo. Rusia deja desprotegidos a sus ciudadanos, a sus hijos, en lo que piensa una dura crítica al país.