Mi Pareja No Pone Límites A Su Ex

El paso inicial para entablar límites sanos es la autoconsciencia. Esto supone ser capaces de identificar claramente lo que nos gusta y lo que no; cuáles son nuestras pretensiones físicas y sentimentales; con qué estamos cómodos y qué nos da temor, etcétera. Solo así vamos a poder transmitirle al otro qué nos encontramos dispuestos a aceptar y qué no. La autoestima tiene bastante que ver con los límites, en todas las áreas vitales y especialmente en la pareja. Minas que, por otra parte, tienen la posibilidad de explotar en cualquier momento.

Finalmente, lo idóneo sería que dijeras cómo te gustaría que fueran las cosas, por ejemplo, “me gustaría que avisaras antes de venir”, “preferiría que evitaras llamar a estas horas”. Claro que, para hallar no hacer reproches ni sacar a la luz antiguas discusiones, habrás tenido que haberle perdonado todos los agravios que ha podido haberte hecho. Por supuesto, sí que es posible ser amigo de un ex, puede que no sea simple, pero viable es. Para esto y como es evidente, deberían estar en concordancia los dos. Pero claro, por lo general, la parte de la pareja que es el o la abandonada, suele sentir tanto mal, que no aceptará esa amistad, lógicamente por otro lado. El inconveniente se puede presentar en el momento en que el amor se acaba, y cada uno de ellos debe tirar por su parte.

¡no Todo Vale! Te Enseñamos A Poner Límites Sanos En Tu Relación

Todo dependerá de las causas que hayan causado la separación; pero asimismo de la disposición que tengan las dos partes para mantener una relación cordial. La primera cosa que debes realizar para lidiar con la ex- de tu novio es dejar el pasado a un lado. Tiene una ex- sí, pero vuestro noviazgo debe basarse en una relación sana, apacible y sin intranquilidades y eso solo se logra sin querer entrometerte demasiado en el pasado.

Buscar razonamientos para justificarlo y que de esta forma no lo observemos tan grave”, comentan. Pero cada vez que se dan estas situaciones, el padecimiento se instala en la persona que no ha marcado los límites. Una cosa son las circunstancias que se tienen que cumplir para poder llegar a este punto de cordialidad, y otra la forma de actuar para poder tener ese género de relación serena. Sin embargo, hay algunas situaciones en las que lo destacado para todos es que esas dos personas sean capaces de sostener una relación serena y cordial; como personas civilizadas que son. Pero aparte de no ser preciso, muy frecuentemente tampoco es fácil.

En el momento en que los dos entienden que es lo mucho más sano y asimismo lo menos estresante. De todos modos, no es algo imprescindible que te lleves bien con tu ex pareja. Es una cuestión muy personal, que es dependiente de las opciones de cada uno de ellos. Ya hemos hablado en otras ocasiones de las relaciones tóxicas, de de qué forma son y de qué forma detectarlas. Entendemos además, el enorme daño que generan, y que no es tan fácil romper con una relación de esta clase.

Límites Sanos Vs Límites Poco Saludables En La Relación De Pareja

De ahí que es tan importante sanar nuestras lesiones de la niñez para dar con una relación de pareja lo más sana viable. En estas situaciones las relaciones acostumbran a volverse tóxicas y la opción mejor es terminarlas. “Si precisáis que la otra persona cambie, ¿por qué razón habéis elegido una persona así? ¿No tendría mucho más sentido que hubierais escogido a alguien precisamente por el hecho de que les gusta como es y sois capaces de admitirla? Al igual que vivimos socialmente según ciertas limitaciones, en la pareja también es requisito poner reglas. “Para crear relaciones sanas y satisfactorias, debemos tener clarísimo dónde se encuentran nuestros límites.

Esto último te puede señalar, con bastante claridad, si lo que tenías era una relación sana y constructiva, o por contra tenía que ver con una relación tóxica. Si confirmas que era esto último, tal vez no sería buena iniciativa que te dejaras llevar por tus sentimientos y volvieses con tu ex-. Lo próximo que te propongo, es lo que deberías pensar antes de tomar la resolución de regresar. Ya que, si lo dejamos pasar, tenemos la posibilidad de llegar a un punto en el que nos sea muy difícil salir de la relación, o en el que nos encontremos intensamente tristes con esa pareja. Por mucho que intentes justificarlo, no existe ninguna buena razón para ver el WhatsApp, el correo o intentar comprender dónde está en cada momento la pareja. Hay quienes llevan a cabo este género de intrusión en la privacidad del otro por celos patológicos, en estas situaciones charlar con un profesional es la mejor salida para reconducir la conducta.

“Proseguir pensando en lo bueno que tenía el o la ex- y estar constantemente maldiciendo lo que te logró tiene una fuerza afín en el momento de disponer el recuerdo del otro”, muestra el especialista en Psicología. “Eres tú la que tienes que aprender a escoger y no que te escojan”, concluye la experta en terapia sensible sistemática. La relación que tuvimos en la niñez con nuestras figuras de apego estárelacionadísima con la autovaloración. Las autoras aconsejan llevar a cabo una lista con todo lo que practicabas o hacías al comienzo y le gustaba a tu pareja. “Una enumeración de datos, de de qué manera te cuidabas, de cómo tratabas a tu pareja…

Esto asimismo suele ser bastante recurrente, y es por servirnos de un ejemplo, que trabajen en exactamente la misma compañía, y, lo quieran o no, tendrán que verse habitualmente. Si sigues todos estos consejos vas a ver cómo puedes lidiar con la ex- de tu novio de una forma considerablemente más sencilla de lo que esperabas. Cuanto menos la introduzcas en vuestras vidas, menos presencia tendrá. En el momento en que hay hijos en común de por medio te cambia los planes de forma continua.

Una Proyección Clara De Nuestros Miedos Y Debilidades

De otro modo, se le abre la puerta a la toxicidad y al castigo. Debemos estudiar a decir que no en todos los puntos de nuestra vida, en especial en la pareja. Solemos pensar que vamos a herir los sentimientos de nuestra pareja, pero raras veces pensamos en los nuestros o en las consecuencias que tendría para la relación extender una patraña.

Además, la otra persona, esto es, la presente pareja, no posee por qué razón comunicar espacio, de la manera que sea, con la expareja. “Las protestas de nuestra novedosa pareja en relación a los ex- no tienden a ser tanto una cuestión de celos y también inmadurez, sino más bien una clara señal de que toca aplicarse mejor en la labor de poner límites”, apostilla Cahue. Seguramente si te sientes manipulado, desvalorizado, juzgado o deteriorado estés en una relación tóxica. La dependencia emocional no es amor, los celos no son amor, la crítica constante tampoco, el procurar cambiar a tu pareja o que el o ella lo intente contigo no es amor. El amor enfermo es el amor tóxico, el amor desconfiado, el que duele, el amor insano, el cariño insatisfecho, el cariño egoísta y el amor narcisista, todos contrarios a eso que significa el verdadero concepto de amor.

Los Límites En La Relación De Pareja

Para llegar a ese punto, se necesitan una secuencia de condiciones. También hablamos de la dependencia emocional, y también se hace difícil salir de ella. Así que, si lo que había era dependencia y no amor, y esa relación se ha roto, lo mucho más sano es poner toda la distancia que resulte posible, tanto si la dependencia era por tu parte, tal y como si era por parte de la otra persona.

“Existe otro grupo de personas que de alguna forma incurren en estos hábitos por haber convivido en el pasado con parejas que las han hecho padecer con sus engaños, patrañas, infidelidades y manipulaciones”. Según exponen las especialistas, la clave está en cómo reaccionamos la primera vez que se muestran conductas o se dan ocasiones dañinas. Si normalizamos estas actitudes, la otra sección seguirá haciéndolo. “Decidimos dejarlo pasar y en el momento en que el hecho se reitera dos o tres veces más, para lograr aguantarlo, lo que hace nuestro cerebro es sacarle peso.