Mero A La Plancha Con Ajo Y Perejil

Para la salsa roja, parte 2 dientes de ajo por la mitad y dóralos en una sartén con un chorrito de aceite. Añade media cucharada chica de harina y vierte una tercer una parte del caldo. En los diferentes artículos lograras hallar cientos de recetas e ingredientes, si lo deseas te podremos ofrecer dietas personalizadas y el consejos de un profesional nutricionista.

mero a la plancha con ajo y perejil

Haz un corte superficial en la piel de los lomos de mero y fríelos con la piel hacia arriba en una sartén con algo de aceite. Vamos a poner una sartén o plancha a fuego alto con un chorrito fino de aceite. Colocamos sobre ella la verdura y vamos a dejar que se dore bien. Podemos aderezarla con sal y pimienta negra o añadir otras condimentas a nuestro gusto. Fundamental la calidad del mero dn un plato tan despejado.

El Servicio De Nutrición Incluye

Después le añades la salsa y lo llevas rápidamente a la mesa para tomarlo recién hecho. En una fuente de vidrio refractario repartir los filetes de pescado, rociarlos con el aceite y el vino blanco. Espolvorear con el picadillo de ajo y perejil. Nos tomamos muy en serio la intimidad de tus datos, aviso legal. Para hacer cocidos marineros y para la elaboración de sopas, el mero resulta delicioso por el hecho de que sus espinas tienen una sabrosa gelatina que da un gusto muy divertido.

mero a la plancha con ajo y perejil

Es rica en proteínas de prominente valor biológico que nuestro cuerpo asimila perfectamente ayudando al desarrollo y mantenimiento de la masa muscular. Hay que destacar su contenido elevado en minerales y vitaminas. Añade las gambas y las almejas y también tiene dentro la otra media cucharada muchacha de harina. Sofríe y arroja el vino blanco o el txakoli y el resto del caldo. Cocina a lo largo de 7 minutos y espolvorea con una pizca de perejil picado.

Filetes De Mero Con Ajo Y Perejil

Otra forma de realizar el pescado sin solamente cocinar es, por servirnos de un ejemplo, la de estos boquerones en vinagre. Pasado ese tiempo, ponemos a calentar una sartén con muy poco aceite. Registrate y comparte tus recetas con los users de Recetas.com, participa en nuestros foros de recetas de cocina, o apuntate al newsletter y recibe recetas en tu correo.

Para la salsa pon en un envase apto para la batidora un diente de ajo. Si quieres puedes quitar la parte central a fin de que no se repita en tanto que lo vas a comer crudo. Si buscas recetas de pescado con el mínimo tiempo de cocinado, el pulpo a la plancha o las navajas a la plancha tienen la posibilidad de ser un acierto.

Consejos Para Cocinar Emperador A La Plancha Con Salsa

El mero es un pescado muy apreciado en nuestra gastronomía dada su versatilidad en la cocina. Admite múltiples preparaciones culinarias y su carne tiene un gusto y texturas suavísimas. Vamos a poner una sartén o plancha a fuego alto con un chorrito fino de aceite. Situamos sobre ella la verdura y dejaremos que se dore bien. Mientras que, pone un poquito de sal y pimienta en el emperador. Cuando el aceite esté ardiente, agregamos los filetes y le vamos dando vueltas hasta el momento en que esté hecho.

Añade media cucharada chica de harina y arroja un tercio del caldo. Condimenta y rehoga unos minutos. Asimismo tenemos la posibilidad de emplearla para realzar el gusto de guisos y sofritos, ya que en un frasco hermético se guarda durante semanas en el frigorífico.

Antes de empezar a llevar a cabo el pescado, es necesario condimentarlo. Para esto usaremos la sal, el ajo bien picado, el perejil, el jugo de limón y la pimienta, que mezclaremos bien en un mortero para luego condimentar los filetes con la mezcla. En una bolsa de asar, cocinar las zanahorias con una cucharada de agua durante 5 minutos en el microondas a aptitud máxima.

Mucho Más Recetas Del Autor/a

Busca tu nutricionista Dietfarma más cercano y vas a tener un servicio presencial sin renunciar a todas las funcionalidades de Dietfarma. En el momento en que se cocina, la carne del mero es de color blanco refulgente y tiene un sabor delicioso y despacio (he oído que lo describen como un cruce entre el mero y la lubina). Es tierno, escamoso y magro, y su textura robusta puede soportar prácticamente cualquier trámite de cocción, aun a la parrilla. Yo suelo saltear o asar este bello pescado, pero también me chifla frito (¿y a quién no?), pero no es algo que realice de forma frecuente. Antes de comenzar a preparar el pescado, es requisito condimentarlo.