Donde Se Come El Mejor Pulpo En Galicia

Aunque se sirve un pulpo de calidad, el énfasis está puesto en platos con un toque de imaginación. Era bastante fácil, igual que lo es ahora comer pulpo caro y mal cocinado en Santiago. El bodegón Os Concheiros retranqueó su localización unos metros, pero ese pequeño paso ha sido un salto en el tiempo, dejando atrás el atractivo de los barriles a cambio del confort y las pulgadas de la televisión. De los mejores sitios donde comer pulpo en La Coruña es en Pulpeira de Melide. Se trata de una pulperia localizada céntricamente, en la plaza de España de La Coruña. Al otro lado de la sierra, viendo de frente al monte Louro , este pequeño pueblo marinero guarda varios locales en los que probar buenos pescados y mariscos.

En Atarazana (Rúa 2 Fornos, 11), por ejemplo, proponen el pulpo, además de en la receta tradicional, en tosta de con San Simón da Costa, a la plancha, o en brochetas con langostinos. Otra dirección para tener en consideración es la de A Casita del Pulpo (Rúa Juan de Austria, 15). El pulpo a feira, como su nombre indica, es plato de la gastronomía ferial, no de la costa. Además de por su tradición ferial, el pulpo pertence a las recompensas que reciben aquellos peregrinos que hacen el Camino Francés y hacen parada en Melide. Se dice que entre las demandas que ha de cumplir todo caminante a Santiago es saborear un plato de pulpo en Melide. En plena calle de tapeo, muy cerca de la Praza Maior, resalta este restaurante ubicado en un bello edificio del S.XVIII que lleva desde hace décadas siendo una de las referencias del buen comer de Lugo.

A La Caza Del Pulpo: Una Ruta Por Galicia Para Comer El Mejor

Solamente entrar su parra de kiwis nos provee de una satisfactorio sombra para reposar. El local, ordenado y limpio, tiene a mano izquierda una cocina vista que nos permite ver como desarrollan los diferentes platos. Trabajan con pequeños productores, en muchos casos de cercanía, y ciertos de sus artículos son ecológicos o de muy precaución mimo. Los segundos estaban bien, pero lo que realmente me impresionó fue el pulpo “á feira”.

A la plancha, guisado, a la mugardesa o utilizando nuevas y también imaginativas recetas, aunque la manera tradicional es el pulpo a feira o a la Gallega. Afirma la tradición que es un plato que surgió a lo largo del siglo XII, en el momento en que los pescadores de la costa utilizaban como medio de pago en sus transferencias comerciales este cefalópodo que se puede preservar durante un tiempo notable. Desde esa época fue estrella protagonista en las ferias que se celebraban por el interior del país, sobre todo en Ourense y Lugo, para finiquitar integrado en todas y cada una de las cartas y menús.

Cuál Es El Más Destacable Pulpo De Galicia Y Por Qué Es De Interior

Es un tradicional de Vigo para tomar el pulpo y una parte de el beneficio de estar a pie de playa, todo un lujo para presumir ante invitados y familiares. La carta no es muy amplia pero lo que hay es todo de enorme calidad, muy recomendables asimismo sus pescaditos fritos, la tortilla, los pimientos y cualquier producto del mar en general. El pulpo en grupo está muy rico, seguramente el mejor de los tres locales.

Guardar mi nombre, correo electrónico y cibersitio en este navegador para la próxima vez que realice un comentario. Exactamente la misma pasa a la vera de Cereixo, una de esas joyas poco conocidas que merece una parada para saber, por poner un ejemplo, la pequeña iglesia, un tesoro románico construido en una loma. Puedes bordearla con un paseo que te va a llevar por la desembocadura del río Grande, junto a un viejo molino de marea, hasta el pie de las Torres de Cereixo, de origen medieval. Casa Acuña transporta preparándolo desde 1945, cuando la isla estaba todavía muy lejos de transformarse en una fuga turística para los visitantes de las Rías Baixas.

donde se come el mejor pulpo en galicia

Como casi todas las recetas en las que participa, se utilizan elementos sencillos y tradicionales. En un caso así, se realiza una ajada con aceite, ajos y pimentón, que se echa por encima del pulpo cocido y se sirve con cachelos. Para probarlo, hay muchas buenas opciones, como el lugar de comidas A Meca (Pº O Cantiño, 12), el bar Pescador (Rúa de Cabodeiro, 41), o el bar Saratoga (Av. Castelao, 2).

Gracias a la abundancia de este bien, los monjes decidieron repartir pulpos entre los feligreses. De esta forma, poco a poco, el pulpo fue transformándose en un producto de interior, pese a que procedía de un lugar a km de distancia. Entre las muchas tascas y pulperías de la rua Nova resalta este local donde gusta tomarse una cerveza acompañada de una aceptable tapa de pulpo. Camino de la Estación de Ferrocarril si bien tampoco lejos del casco viejo, este con aire de tasca rinde homenaje a las casetas donde se servía el pulpo en la ferias.

Se puede comer a lo largo de todo el año pero es un reclamo sabrosísimo sobre a todo a mediados del mes de julio, cuando se celebra la Celebración del Pulpo de Mugardos, declarada de Interés Turístico por la Xunta de Galicia. Más allá de que diríase que el mejor pulpo se come en Carballiño, a lo largo y ancho de Galicia existen muchas formas de servir el pulpo. Recetas clásicas y otras de nueva creación que no podéis dejar de agradar. Popular como ‘polbo’ en Galicia, una palabra que divierte a los foráneos y entre las señales de identidad de la cocina gallega. Acabamos la ruta con un paseo por el triángulo del pulpo, una región del corazón de Galicia acotada por Lugo, Melide y O Carballiño.

De Las Mejores Pulperías De La Coruña

Encima, es lugar de paso para los peregrinos que hacen el Sendero de Santiago por el Sendero Francés y por el Primitivo. Dos de los establecimientos que tienen mucho más popularidad son A Garnacha (Rúa Camiño Pelo de Santiago, 2) y Ezequiel (Cantón de San Roque, 48). Una aceptable ración te puede llevar a la Raxería San Marcos o a Santa Lucía, y hay otras opciones más pragmáticas, en la Praza de Abastos y hasta en el centro comercial As Cancelas (Vilalúa), los dos con mucho más intención que tradición. Asimismo han surgido un par de establecimientos en la ciudad que se han especializado en pulpo y vermús, el colmo del oportunismo, probablemente mal comprendido. Es un tradicional para turistas y locales, ubicado en pleno corazón del Casco Pelo y con una oferta que sigue la línea mucho más tradicional de las tapas gallegas.

Es, como decimos, el lugar de referencia cuando se charla de pulpo en Galicia. De allí son la mayor parte de los pulpeiros que recorren las fiestas de los pueblos, y allí se celebró la primera celebración del pulpo, nada menos que en 1964 (una celebración que, a propósito, fue declarada de Interés Turístico Nacional en 2012). Si se quiere comer el pulpo “a feira” más genuino, lo mejor es pasarse por allí el segundo domingo de agosto, que es cuando tiene lugar el evento. El resto del año, se puede degustar en alguno de los bares o sitios de comidas de la localidad, como Fuchela (Av. 25 Xullo, 48), Casa Gazpara (Rúa das Flores, 2), o la Pulpería Carral (Rúa Enríquez Parrondo, 10).

Pulpo A La Plancha

A 2 pasos de la Puerta de San Pedro , se esconde esta vieja pulpería donde nada parece haber cambiado desde hace muchos años. El pulpo es maravilloso, como los otros platos de toda la vida que se ofrecen en su achicada carta. Alén de los Juzgados, en oposición al bello parque Rosalía de Castro, este sutil restaurante -pulpería-parrillada- sirve el que para muchos es el mejor pulpo a feira de Lugo. Se tiene la oportunidad de saborearlo más o menos picante y puede servir como entrante para un suculento almuerzo o cena donde no faltan platos noticiosos como algas con gambas al ajillo aparte de sabrosísimas carnes. El menú del medio día tiene una relación calidad precio imbatible. Si, como hemos visto, los “pulpeiros” más afamados proceden de la provincia de Orense, no es extraño que en la ciudad más importante asimismo tengamos la posibilidad conseguir un óptimo número de establecimientos en donde preparen bien el pulpo, y de distintas formas.