Carolina De Monaco Y Philippe Junot Divorcio

Estaba embaraza de su primogénito Andrea, que nacería 1984, y después vendrían Charlotte en 1986 y Pierre en el 87. Con Estefano, su enorme amor, vivió los mejores momentos de su historia ya que le dio la seguridad sentimental que nunca había tenido. Pero en el mes de octubre de 1990 el italiano se mató en el transcurso de un campeonato de off shore en aguas monegascas, lo que destrozó nuevamente a Carolina, que llegó a quedarse calva del padecimiento. Se retiró del foco público afincándose con sus hijos en Saint Remy, en la Provenza francesa donde se consolaría con el actor Vicent Lindon. Carolina sorprendía con su belleza en las páginas de las revistas del corazón allí por los años 70. Sus padres, príncipes de Mónaco, confiaban que se convirtiera en mujer de algún miembro de la realeza europea.

En efecto, las infidelidades del marido eran tan usuales y notorias –la última, la de su supuesta asesora la costarricense Giannina Faccio– que la joven terminó pidiendo el divorcio a los un par de años de la boda. “Caprice, c\’est fini”, tituló Le Quotidien de Paris haciendo un juego con las palabras entre la conocida canción y el capricho principesco que a ojos de todos había sido aquel matrimonio. Aquel verano de 1980, un portavoz oficioso del palacio monegasco apuró a desmentir posibles rumores y aseguró que no había “terceras personas”. Philippe se mostró “muy asombrado” frente al aviso de la secretaría de prensa de su suegro, el príncipe Rainiero.

carolina de monaco y philippe junot divorcio

Y desde ese momento no se conocen tampoco relaciones de la princesa con ningún varón. “El papa Juan Pablo II no disculpa a la princesa el haberse casado con Stefano Casiraghi, ignorando y retando a la Sagrada Rota. Nunca había sucedido que una princesa católica se comportara de esa forma con la iglesia romana.

Mucho más aún, su rechazo reafirmó sus planes de casarse con Philippe. En el momento en que le presentaron al príncipe Carlos, el soltero de oro de la realeza europea, el acercamiento no ha podido ser más frío. Vilallonga afirma que con Junot, Carolina “tuvo por vez primera la sensación de respirar al aire libre”. Grace y Rainiero debieron ceder y se anunció la boda, considerada irremediable.

De Esta Manera Es El Espectacular Palacio Donde Nació El Duque De Edimburgo

Uno de las causas de la separación fue la compañía femenina de Junot. Los paparachi le pillaron con Giannina Faccio, una impresionante joven, hija de diplomático y embajador de Costa Rica. En vez de asistir al Baile de la Rosa acompañando a Carolina, le fotografiaron en un yate navegando por aguas turcas con la explosiva Faccio, el día de hoy casada con el director de cine Sir Ridley Scott.

carolina de monaco y philippe junot divorcio

En los últimos años cada pocos meses se vienen publicando las detenciones de que es objeto por su repetido comportamiento, propio de un infeliz alcohólico. No han solicitado el divorcio y prosiguen legalmente siendo marido y mujer, aunque no se vean. El instinto como progenitores y integrantes de la realeza no les falló, por el hecho de que a pesar de la cabezonería de Carolina de Mónaco, esta se divorció solamente dos años después de la boda, harta de las supuestas infidelidades de su marido. Su popularidad de \’play boy\’ (que continuó en los años posteriores) no convenció al príncipe Raniero y la princesa Grace de Mónaco, que se opusieron desde el comienzo al amor de su hija con este empresario 17 años mayor que ella.

Tras Su Divorcio Con Philippe Junot, La Princesa Carolina De Mónaco Comenzó Una Relación Con El Tenista Guillermo Vilas

No obstante, el destino quiso unirlos y en 1999 contrajeron matrimonio en el momento en que Carolina se encontraba embarazada de su pequeña Alejandra, quien llegaba al planeta en julio de ese mismo año. Los excesos del príncipe alemán acabaron con su unión y Carolina tuvo que hacer frente a situaciones de lo más complejas como el asistir sola a la boda de Felipe VI y Letizia, pues su marido no se encontraba en condiciones para asistir a la liturgia religiosa. Fue la heredera monegasca hasta que nació Alberto, actual soberano, en el tercer mes del año de 1958, y 8 años después la rebelde Estefanía. Educada por una niñera inglesa , Maireen Wodds, estudió en el colegio Saint Maur, antes de marcharse a Paris a cursar filosofía en la universidad.

La Princesa Carolina de Mónaco siempre fué carne de cañón para las gacetas de papel cuché. Como la de Tamara Falcó, su historia está retratada en las portadas de muchos medios. Cualquiera de sus movimientos ha sido noticia a lo largo de los años.

Pero ahora, el ex de Carolina sólo goza viendo a su hija feliz viviendo este amor que le convierte, ironías del destino, en consuegro de una de sus ex. “Demasiadas mujeres a su alrededor, demasiado dinero del que nadie sabía de dónde caía, mucha désinvolture. Todo sirvió para que se le adjudicara a Carolina el papel de mujer menospreciada, pasando Philippe a ser el creador de toda clase de vilezas y villanías. No obstante, los que le conocíamos sabíamos que tras la máscara frívola se ocultaba un perfecto caballero”. En el momento en que le transmitió la información a su amigo, la respuesta de este fue “José, diles por favor a esas gentes que yo no comercio con mi vida privada y bastante menos con la de Carolina, una mujer por la que siento un gran respeto y a la que considero una amiga”. Tal vez no viniera del arroyo, pero estaba muy lejos de ser el yerno ideal que los Grimaldi soñaban para Carolina.

El Peinado Que Llevó Carolina De Mónaco Y Que Ahora Copian Todas Y Cada Una De Las Influencers

La boda, con mucho más de 800 convidados famosos -desde Ava Gardner hasta los condes de Barcelona-, duró casi más que el matrimonio. La princesa Carolina de Mónaco, a sus 64 años, lleva una vida apacible y alejada de la vida pública y popular, pero no en todos los casos fue así. Desde joven su belleza fue tal que conquistó el corazón de muchos hombres, aunque ella solo hizo caso a uno, el playboy Phillipe Junot. A pesar del rechazo inicial de sus progenitores, Rainiero y Grace Kelly, a esa relación, tuvieron que entrar a que su primogénita se casase con el hombre que amaba, ya que sus escándalos no tenían fin.

carolina de monaco y philippe junot divorcio

Junto a él vivió instantes de gran estabilidad, pero jamás su relación llegó a nada. El ex- de Carolina compagina su tiempo pasando tranquilos periodos entre Francia y Marbella. Es en esta ciudad donde también pasa largas temporadas su hija Isabelle, con quien mantiene una increíble relación así como ella misma ha confesado en alguna ocasión.

Esas imágenes hoy servirían para comunicar cualquier paquete de vacaciones, pero en aquel momento resultaron un escándalo. Y ante la amenaza de una escapada y boda segrega, los progenitores brindaron el consentimiento. Se da la circunstancia de que Isabelle Junot y Álvaro Chávarri Falcó, hijo de Marta Chávarri, sostienen una relación desde el verano del 2018, que fue cuando se dejaron ver juntos por primera vez al acudir a la clásico corrida goyesca de Ronda. Lo interesante es que los progenitores de los dos, Philippe Junot y Marta Chávarri, también fueron relacionados en 1996, en el momento en que pasaron unos días juntos en Mallorca.

La Boda De Carolina De Mónaco Y Philippe Junot: “no Me Felicites, Mejor Dame El Pésame”

Es realmente difícil que la princesa logre casarse con su de hoy compañero en una iglesia según el rito católico”, apuntó monseñor Agostino Casaroli, asesor del secretario de Estado, en un informe en la revista ‘Tiempo’. “Ese matrimonio se considera en Roma como un vulgar concubinato. Los hijos habidos de esa unión son bastardos que tienen la posibilidad de perder el derecho a la sucesión del trono de Mónaco, aun en el momento en que para las leyes civiles son hijos lícitos ya que el matrimonio quedó anotado el 29 de diciembre de 1983”, agregaba. Carolina de Mónaco en su bodaUn embarazo que precipitó la boda entre ambos.